Ir a la portada de Digital Security

La multinacional de sistemas de videovigilancia Hikvision y su partner Sensor Security han completado el diseño e instalación de un sistema CCTV IP para proteger el perímetro y la planta de producción de las instalaciones del fabricante de vehículos sudafricano GRW.

Hikvision GRW Sudafrica

Fundada en Sudáfrica en 1996, las operaciones de GRW siempre han girado en torno al transporte de mercancías comerciales. Ya sea para llevar petróleo, productos químicos, productos perecederos a temperatura controlada, bienes de consumo o carga general a granel, los remolques y vehículos fabricados por GRW están diseñados para responder a las necesidades de transporte individuales de los clientes en todo el Sur de África, Oriente Medio, Australia y Reino Unido.

Todos vehículos de la compañía se diseñas y fabrican en su gran complejo de Worcester, en el Cabo Occidental de Sudáfrica, donde además de las grandes instalaciones de producción y la zona de repuestos y mantenimiento se ubica el área de servicios, encargados de la atención al cliente en todo el mundo, post venta y suministro de unidades de alquiler.

Una de las preocupaciones de los responsables de la fábrica es la seguridad y, principalmente contar con un sistema integrado para vigilar el perímetro de esta gran instalación y monitorizar sus centros de producción ante el acceso no autorizado a la planta con un circuito cerrado de televisión IP.

GRW recurrió al especialista local Sensor Security, partner en Sudáfrica de Hikvision, que diseñó una solución para automatizar el proceso para asegurar el perímetro y eliminar la posibilidad de error humano, además de desplegar una infraestructura de cámaras inteligentes del proveedor de sistemas de videovigilancia en red para monitorizar en remoto el proceso de producción.

Hikvision GRW Sudafrica

Como explica Edmund Casaleggio, responsable de ventas en Sensor Security, “desde el principio sabíamos que el sistema CCTV IP tenía que cumplir con éxito un doble propósito: ayudar a los gerentes a supervisar las operaciones del taller durante el horario de apertura y asegurar el perímetro 24×7. Otro requerimiento es que este sistema combinado fuera simple y fácil de utilizar por parte del personal de operaciones”.

La estructura completa del sistema de seguridad se compone de dieciocho cámaras IP de Hikvision. En el perímetro de la fábrica se han instalado once unidades del del modelo DS-2CD4012F-A Smart Analitycs de 1,3 megapíxeles, enfoque automático y protección IP66, mientras que la zona del taller cuenta con siete minidomos DS-2CD2132-I 3MP, que se gestionan en un sistema NVR de 32 canales de este proveedor.

“GRW participó activamente en todo el proceso de consulta y diseño del sistema, con sugerencias sobre sitios clave de vigilancia y protección, así como con información y asesoramiento sobre el flujo de trabajo y el personal en la planta de producción, lo que fue muy beneficioso y uno de los principales factores que contribuyeron al éxito de la instalación”, subraya Casaleggio.

Para el responsable de ventas de Sensor Security, “la integración de la analítica con las cámaras IP de Hikvision es una ventaja adicional significativa, ya que las alarmas sólo se producen cuando la intrusión está dentro del rango especificado. No necesitamos utilizar las entradas y salidas de alarma para conectar pasivos y activos en el DVR/NVR, lo que supone un significativo ahorro en el futuro del mantenimiento del sistema, así como en el tiempo de instalación”.

Hikvision LightFighter serie


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , ,
Por • 22 Sep, 2015
• Sección: Casos de estudio, Control de accesos, DESTACADO PRINCIPAL, Intrusión, Videovigilancia