Ir a la portada de Digital Security

Hanwha Wisenet Pentabrid

Los videograbadores Hanwha Wisenet Pentabrid de 4, 8 y 16 canales ofrecen una vía de migración sencilla de sistemas de CCTV analógicos existentes a una solución de videovigilancia basada en redes IP.

Hanwha Techwin acaba de lanzar al mercado los videograbadores Wisenet Pentabrid, diseñados para extender la vida útil de los sistemas de CCTV analógicos existentes y, al mismo tiempo, ofrecer una vía de migración sencilla y económica hacia una solución de videovigilancia basada en redes IP.

Los nuevos videograbadores Wisenet Pentabrid de 4, 8 y 16 canales permiten conectar cualquier combinación de cámaras analógicas o IP con resolución hasta 4K. Mediante un software, los usuarios pueden convertir cualquier canal de analógico a IP, cuando sea necesario.

Esta línea está disponible en cuatro modelos: dos con cuatro canales, uno con un disco duro SATA Interno (Wisenet HRX-434) y otro con dos (Wisenet HRX-435): un tercero con 8 canales y cuatro discos duros Sata internos (Wisenet HRX-835) y un cuarto con el mismo almacenamiento y 16 canales (Wisenet HRX-1632). Cada disco duro tiene una capacidad máxima de 6 TB.

Estos equipos, que cumplen el estándar Onvif perfil S y reemplazan a los dispositivos Pentabrid existentes no compatibles con NDAA, ofrecen una larga lista de funciones prácticas, como la grabación de doble pista, la salida de múltiples monitores y la capacidad de crear grupos de usuarios.

También son compatibles con una amplia gama de analíticas de vídeo inteligente incluyendo detección de audio, rostros, desenfoque, entrada y salida, y detección de manipulación de la cámara, para iniciar una variedad de acciones cuando se produce un evento: mover una cámara PTZ a una posición preestablecida o enviar automáticamente alertas por correo electrónico al personal especificado, así como directamente a la aplicación móvil Wisenet.

Configuración sencilla

El tiempo de instalación se minimiza gracias a que los técnicos utilizan P2P y códigos de producto QR para conectarse de forma remota a los videograbadores mediante un smarphone o tablet, sin tener que configurar una red compleja. Los videograbadores también se pueden configurar con la ayuda de una interfaz intuitiva y un asistente de instalación.

Los operadores pueden aprovechar al máximo la funcionalidad de los NVR con la ayuda de UX 2.0, una nueva interfaz de usuario que ofrece la opción de zoom, arrastrar y soltar, así como una función de vista previa de la línea de tiempo. Además, permite la edición de todas las configuraciones de eventos en una sola ventana.

El personal de seguridad puede aplicar marcadores para evitar que se sobrescriban vídeos importantes y se puede programar los NVR para eliminar automáticamente el vídeo marcado después de un período de tiempo definido, a fin de garantizar el cumplimiento del RGPD.

“Estos videograbadores NDAA han sido desarrollados para ofrecer soporte a los innumerables sistemas analógicos heredados existentes que todavía están en uso”, explica Uri Guterman, director de producto y marketing de Hanwha Techwin Europe. «Además de poder grabar imágenes capturadas por cámaras Wisenet que se transmiten sin latencia a distancias de hasta 500 metros, a través de cable coaxial estándar, ayudarán a facilitar la transición a una solución de videovigilancia IP Wisenet pura cuando el usuario final desee hacerlo y, si es necesario, admitirá cámaras de otros fabricantes seleccionados».

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 24 Ago, 2021
• Sección: Videovigilancia