Ir a la portada de Digital Security

La propuesta para ATM incorpora monitorización transaccional, cámara de reconocimiento facial, otra de tipo pinhole, sistema de grabación y almacenamiento de hasta 8 TB y la herramienta Scati Reckon, con Big Data centralizado.

Con el objetivo de ofrecer a las entidades bancaría una estrategia proactiva de protección ante delitos de ingeniería social para su red de cajeros automáticos (ATM), Scati ha desarrollado una propuesta integral para prevenir el fraude, en el que la tecnología de vídeo marca la pauta.

Como explican desde el fabricante, el vídeo es una medida de seguridad efectiva que puede implementarse y proporciona una prueba tangible que agiliza los procesos judiciales y previene las reclamaciones fraudulentas.

Con esta propuesta es posible localizar imágenes de videovigilancia asociadas a cualquier operación realizada en la red de ATM en unos segundos, logrando una respuesta ágil a operaciones sospechosas que pongan en riesgo de fraude a los clientes y a la entidad.

Gracias a la cámara de reconocimiento facial se pueden identificar sospechosos, verificar alarmas de vídeo en tiempo real e incluso prevenir fraudes como, por ejemplo, la suplantación de identidad.

La cámara de reconocimiento facial, con 4 megapíxeles de resolución y óptica motorizada para control remoto, cuenta con un alcance de hasta 50 metros de distancia, con alimentación PoE para facilitar su instalación.

De pequeño tamaño, la cámara pinhole cuenta con diferentes opciones de de lente (2,8 y 3,7mm), y de cable (de 2 y 8 metros) para adaptarse a cualquier fabricante de ATM.

La solución integral cuenta también con un NVR de reducidas dimensiones y gran capacidad de almacenamiento (hasta 8 TB), que integra dieciséis sensores e igual número de relés, lo que evita la instalación de periféricos.

Este grabador está específicamente diseñado para ATM, con un diseño de chasis pequeño, con disipación de calor y ventilación pasiva, y fuente de alimentación de rango extendido de 9 a 36VDC para evitar fallos en la fuente ante picos de tensión.

A ello se añade la tecnología de Big Data, centralizado y accesible desde diferente áreas del banco de la red de ATM, con Scati Reckon, que facilita la trazabilidad completa de todas las operaciones en los cajeros asociadas a una secuencia de vídeo.

Además, la herramienta integra un cuadro de mando, capaz de realizar una presentación gráfica de los datos, organizada y correlacionada, con indicadores y KPIs que ofrecen una interpretación clara de los datos, lo que permite al usuario anticiparse a los hechos y mejorar las respuestas.


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 29 Sep, 2020
• Sección: A fondo, Control de sistemas, Servicios, Videovigilancia