Ir a la portada de Digital Security

Estos mini dispositivos en red, fabricados por Hanwha Techwin, están diseñados para entornos donde se podría producir condensación debido a las diferencias de temperatura.

Una característica diferencial de los minidomos Wisenet QNE-8011R y QNE-8021R de Hanwha Techwin es que tienen una cubierta de superficie plana sobre la parte frontal de la lente, en vez de una cúpula tipo domo, lo que reduce la difusión de reflejos de los infrarrojos causada por la humedad y elimina el efecto que los arañazos pueden tener en la claridad de las imágenes.

Uri Guterman, director de producto y marketing en Europa de la compañía, explica que “estos nuevos modelos H.265 son una solución muy eficaz y robusta para proyectos de videovigilancia cuando los usuarios finales necesitan disponer de cámaras de alta definición para trabajar de forma eficaz en condiciones medioambientales desafiantes como, las plantas de procesamiento de alimentos”.

Wisenet QNE-8011R dispone de una lente fija de 2,8 mm y el modelo QNE-8021R cuenta una lente fija de 4,0 mm. Ambas cámaras tienen funcionalidad IR, lo que asegura el reconocimiento de los objetos por la noche a distancias de hasta 20 metros.

Al igual que en el resto de cámaras de la gama Wisenet Q, estos minidomos día/noche (ICR) disponen de corrección de distorsión de la lente (LDC). También se benefician del amplio rango dinámico (WDR) mejorado, que funciona a hasta 120 dB, para producir imágenes claras de escenas con altos contrastes de iluminación.

“Los instaladores también se beneficiarán al poder dedicar menos tiempo en el lugar de la instalación, ya que no necesitan retirar y montar una cúpula de tipo domo durante el proceso de instalación”, añade Guterman.

Análisis inteligente de vídeo

Un nuevo chipset de plataforma abierta en el núcleo de estos nuevos minidomos ofrece la oportunidad de ejecutar internamente algunas aplicaciones de terceros y analíticas de vídeo (IVA) de mayor valor, que se incluyen como opciones estándar por parte del fabricante.

Entre ellas destacan la detección de desenfoque y manipulación, así como las de intrusión, de movimiento, dirección y de entrada/salida.

Estos minidomos admiten múltiples flujos con las opciones de compresión H.265, H.264 y MJPEG gracias a la mejora del ancho de banda mediante WiseStream II, una tecnología complementaria de compresión que controla de forma dinámica la codificación, equilibrando la calidad y compresión según el movimiento de la imagen.

Según los datos del fabricante, la eficacia del consumo del ancho de banda mejora hasta en un 99%, en comparación con la actual tecnología H.264, cuando se combina WiseStream II con la compresión H.265. De esta forma, WiseStream II reduce el coste total de propiedad de un sistema de videovigilancia, al no requerir tantos requisitos de almacenamiento y ancho de banda como las cámaras de alta definición.

Otras de sus características son la visualización en modo pasillo, que permite que las cámaras generen imágenes con relación de aspecto de 9:16 y 3:4 para funcionar eficazmente en espacios altos y estrechos; la ranura para tarjeta de memoria MicroSD/SDHC/SDXC, para almacenar secuencias de vídeo de hasta 128 GB en la propia cámara; alimentación por Ethernet (PoE) y estándar Onvif.


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 2 Oct, 2019
• Sección: A fondo, Videovigilancia