Ir a la portada de Digital Security

Los posicionadores TNU-4041T y TNU-4051T pueden capturar imágenes con resolución de 640x480p, para detectar objetos y personas en condiciones medioambientales difíciles y alta contaminación lumínica.

Hanwha techwin TNU-4041THanwha Techwin ha añadido dos nuevos posicionadores con cámara térmica IP a su gama Wisenet T -modelos TNU-4041T y TNU-4051T-, diseñados para detectar objetos y personas en condiciones medioambientales complejas, como humo, nieve, lluvia densa y niebla; situaciones en las que los dispositivos de videovigilancia tradicionales no suelen trabajar bien.

Con una velocidad de desplazamiento de 120° por segundo y un rango de inclinación de -90° a 40°, los posicionadores TNU-4041T y TNU-4051T son una versátil solución para supervisar grandes zonas abiertas y para proyectos en los que preocupa la contaminación lumínica.

Ambos modelos, que incluyen un robusto exterior moldeado en aluminio, integran una cámara día/noche verdadera (ICR) y pueden programarse para hacer giros de 360° indefinidamente. También ofrecen a los operadores la flexibilidad de seleccionar hasta 255 posiciones predefinidas, que pueden ser programadas.

El modelo TNU-4041T dispone de una lente de 19mm y tiene un rango máximo de 1.714 metros para la detección de vehículos, mientras que TNU-4051T cuenta con una lente de 35mm y un alcance máximo de 3.157 metros.

Ambas cámaras pueden supervisar amplias zonas como espacios en construcción, instalaciones industriales y plantas químicas, ya que pueden trabajar en rangos de temperatura entre -50˚ y +130˚C.

Entre otras características, Wisenet TNU-4041T y TNU-4051T integran sensores giroscópicos que ofrecen una estabilización precisa cuando la cámara sufre perturbaciones debidas al viento o vibraciones, consiguiendo imágenes más estables.

Además, ofrecen visualización tipo pasillo para supervisar zonas verticales estrechas, como pasillos, túneles y pasadizos, con el beneficio adicional de minimizar los requisitos de ancho de banda y almacenamiento de vídeo. Incorporan también analítica de audio, que reconoce sonidos críticos como disparos de armas, explosiones, gritos y rotura de cristales.

Estos dispositivos incorpora la tecnología de compresión complementaria WiseStream II, que controla de forma dinámica la codificación, la calidad de los balances y la compresión según el movimiento en la imagen.

Cuando se combina WiseStream II con la compresión H.265, la eficiencia del consumo del ancho de banda se mejora hasta en un 99%, en comparación con la actual tecnología H.264, según datos de la compañía.

Ambos sistemas son compatibles con los algoritmos de compresión H.264 y MJPEG, e incluyen una ranura para tarjeta de memoria SD/SDHC/SDXC, lo que garantiza que el vídeo se grabe automáticamente en caso de interrupción de la red.


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 29 Mar, 2019
• Sección: A fondo, Videovigilancia