Ir a la portada de Digital Security

Su solución de seguridad está integrada por siete cámaras térmicas M16, situadas una en cada entrada de la terminal, que se conectan a una pantalla del mostrador que ejecuta MxMC. Esta infraestructura ha permitido optimizar el flujo de pasajeros y mitigar los riesgos.

Mobotix en aeropuerto de Estambul

El Aeropuerto Internacional de Estambúl (IGA – Istanbul Grand Airport) fue inaugurado en 2018, tras la remodelación del que había sido aeropuerto de Estambul durante 25 años. El auxiliar, a 35 kilómetros en las afueras de la ciudad, cuenta con dos pistas de aterrizaje y una terminal con capacidad para 90 millones de pasajeros. Una vez remodelado, desde el aeropuerto se es posible viajar a más de 300 destinos con un tránsito de 200 millones de pasajeros al año.

Cuando la pandemia de la COVID-19 golpeó al mundo, afectó especialmente al sector de la aviación. Los aeropuertos fueron vistos como lugares que se prestaban particularmente a la propagación de la enfermedad. El IGA tuvo que encontrar una manera eficiente y práctica de minimizar este riesgo, garantizar que los pasajeros pudieran pasar con seguridad y continuar con los viajes y su funcionamiento.

Mobotix en aeropuerto de Estambul

El Aeropuerto Internacional de Estambul se diferencia de otros de gran tamaño en que los controles de seguridad se realizan antes que los pasajeros y los visitantes entren en el edificio de la terminal.

Con siete entradas distintas, cada una de ellas cuenta con un equipo de guardias de seguridad. Con objeto de detectar a cualquier persona que entrara en el aeropuerto con fiebre alta, el personal de seguridad usaba dispositivos de mano para medir la temperatura de todo el que llegaba. Pero ese proceso era lento, ineficaz y, debido al gran número de personas, los dispositivos se sobre calentaban y no funcionaban bien.

Mobotix en aeropuerto de Estambul

El IGA barajó el uso de distintas soluciones, pero finalmente se decidió por una de Mobotix. Su elección se basó en el conocimiento y la experiencia del equipo, pero también en la flexibilidad y escalabilidad de su tecnología para aplicaciones adicionales, como la protección perimetral de alto rendimiento.

El equipo técnico del IGA quedó especialmente impresionado por la precisión e inteligencia de la tecnología de las cámaras térmicas y su capacidad para afrontar los retos más críticos.

El diseño estético del terminal incluye varias pantallas de cristal que normalmente interferirían con muchas lecturas de una cámara térmica con IA. A diferencia de estas, las cámaras de Mobotix son capaces de distinguir un humano y su reflejo, lo que es un factor importante para trabajar de forma eficaz en las puertas de una terminal.

Mobotix en aeropuerto de Estambul

La solución consta de siete cámaras térmicas Mobotix M16, una en cada entrada de la terminal. Estas se conectan a una pantalla del mostrador de seguridad en el que se ejecuta MxManagement Center (MxMC). Aunque cada cámara funciona como una unidad inteligente e independiente, esta solución también se integra en el sistema de gestión de vídeo del aeropuerto de Genetec, socio tecnológico de Mobotix, de forma que el aeropuerto tiene centralizado el control de todas sus aplicaciones de videovigilancia.

Las cámaras monitorizan a las personas conforme entran e identifican los rangos de temperatura. Los umbrales y parámetros de temperatura (calor) se pueden personalizar según sea necesario. Cuando el sistema envía una señal de alerta como primera línea de advertencia, los guardias de seguridad apartan a la persona para que se investigue más a fondo su caso y realizan la comprobación con un dispositivo médico de medición de temperatura.

Mobotix en aeropuerto de Estambul

Pueden incluso dirigirla al centro de pruebas COVID-19 del aeropuerto, dedicado a la realización de pruebas a los pasajeros que llegan.

El uso de esta solución permite al aeropuerto aumentar el flujo de su actividad y lograr una operatividad más ágil que antes. Si alguien tiene una temperatura anormal, las cámaras reaccionan al momento y el resto de pasajeros y personal pueden continuar su viaje o tarea sin ninguna interferencia.

El sistema gestiona flujos de tráfico inmensos sin ralentizar ni afectar al rendimiento. La solución de Mobotix forma parte de un paquete de medidas de prevención (entre otras, la desinfección por UV, el uso de mascarillas y la distancia social) que el aeropuerto ha puesto en marcha para evitar contagios.

Mobotix en aeropuerto de Estambul

Uno de los requisitos fundamentales del IGA era poder aprovechar la tecnología después de la pandemia. Las cámaras existentes seguirán instaladas y funcionarán a modo de sistema inicial de alerta de incendios.

Estas pueden identificar un posible peligro de incendio a hasta 300 metros en completa oscuridad y mucho antes de que haya olor, humo o se pueda ver el fuego. Por ejemplo, pueden detectar el sobrecalentamiento de un equipo dentro de una unidad o habitación y alertar al personal para que actúe antes de que se convierta en un incendio. También pueden detectar movimiento en la oscuridad.


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , ,
Por • 30 Oct, 2020
• Sección: Casos de estudio, Control de sistemas, Detección, Videovigilancia