Ir a la portada de Digital Security

El fabricante de sistemas de videoseguridad ha incorporado a sus cámaras este sistema de ‘privacidad bajo demanda’ para videovigilancia para proteger los derechos de las personas en espacios públicos y empresariales.

Las cámaras Panomera de Dallmeier cuentan ahora con Privacy Shield, un sistema de privacidad que se controla en remoto. Con unos pocos clics de ratón, autoridades públicas, fuerzas del orden como la policía, así como negocios privados pueden cubrir las lentes de los dispositivos con un tipo de ‘cortina de privacidad’.

Gracias a esta función se puede proteger el derecho a la privicidad de individuos afectados, por ejemplo, durante concentraciones públicas autorizadas, asambleas de personal de empresas o huelgas.

La protección de datos puede ser cara…

Respetar la privacidad de las personas es una condición previa importante para la aceptación de la videovigilancia en espacios públicos y empresariales. A principios de 2020, por ejemplo, varios tribunales alemanes resolvieron que durante concentraciones pacíficas, no sólo han de ser apagados los sistemas de vídeo que están instalados de manera permanente, sino que también este hecho debe ser ‘reconocible de forma suficientemente fiable’ para todos los asistentes de la concentración pública.

Asimismo, las empresas también tienen que proteger el derecho de privacidad de sus empleados, especialmente en respuesta a los requerimientos del RGPD de la UE y otras leyes nacionales de protección de datos. Hasta ahora, la desactivación visible de cámaras de vigilancia ha causado unos esfuerzos logísticos considerables.

En concreto, la policía o personal de seguridad debe cubrir cada cámara individualmente, mediante plataformas elevadoras, lo que supone un coste elevado y mucho tiempo, ya que posteriormente las instalaciones deben volver a su estado original.

Dados los cientos de concentraciones que se celebran al año, principalmente en grandes ciudades; los cambios de turnos en las instalaciones, así como las huelgas en compañías, esto supone unos gastos sustanciales en mano de obra adicional y en el equipamiento necesario, como las plataformas elevadoras.

A ello se añade que, en muchas ocasiones, la policía y el personal de seguridad no es capaz de volver a activar las cámaras de una forma rápida si existen evidencias de posibles peligros.

… pero no con la tecnología de cámara correcta

El fabricante alemán de videoseguridad Dallmeier ha desarrollado el sistema denominado Privacy Shield para abordar estos asuntos: los usuarios pueden controlar de forma remota un tipo de ‘cortina’ (diseñada de un material opaco especial) desde el centro de control, a través de la GUI, y cubrir en pocos segundos las lentes de sus cámaras Panomera.

Privacy Shield tiene un color altamente visible y lleva una imagen impresa de una cámara tachada mostrando claramente a cada ciudadano: aquí no hay ni observación a través de vídeo ni videovigilancia.

La solución también puede utilizarse en ambientes empresariales si la vigilancia del área o de los aparcamientos ha de ser desactivada en determinados tiempos, como durante los cambios de turno, reuniones de empresa o huelgas.

El sistema no sólo está disponible en la última generación de cámaras Panomera, sino que dispositivos existentes pueden ser adaptados fácilmente. Las personas interesadas pueden solicitar asesoramiento por expertos gratuito desde la web de Dallmeier y conocer más su trasfondo legal y potencial de ahorro.

Innovación ‘Made in Germany’ eficiente y sostenible

Como explica Dieter Dallmeier, fundador y CEO de Dallmeier electronic (en la imagen adjunta), “como fabricante alemán, hemos interiorizado el tema de protección de datos y seguridad de datos a raíz de nuestra colaboración durante años con las autoridades. Por eso fue importante poner a disposición de las autoridades, pero también de las empresas privadas, un sistema que une muchos requerimientos en una única solución”.

Entre ellos, el directivo señala “la exigencia de una amplia protección de su privacidad por parte de los ciudadanos o empleados, las normas legales, pero también el requerimiento de desactivar y activar la vigilancia con un gasto razonable”.

Con Privacy Shield “demostramos una vez más que la innovación Made in Germany no es una expresión vacía, sino que ofrece un valor añadido claramente reconocible para todas las partes implicadas. El hecho de que ofrezcamos el sistema también para adaptaciones posteriores subraya nuestros esfuerzos de asegurar la sostenibilidad”, asegura Dieter Dallmeier.


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre ,
Por • 3 Sep, 2020
• Sección: A fondo, Control de sistemas, DESTACADO A FONDO, DESTACADO PRINCIPAL, Seguridad urbana, Servicios, Videovigilancia