Ir a la portada de Digital Security

Aeropuerto Estambul Torre virtual

Los sistemas de sensores multifocales Panomera y el software de gestión de vídeo SeMSy de Dallmeier componen la infraestructura de seguridad del nuevo aeropuerto de la capital turca.

Octubre del año 2018 marca un hito histórico para la aviación y para la capital de Turquía, con la apertura del nuevo aeropuerto de Estambul (Istanbul grand airport – IGA), cuya gestión de seguridad realizan desde entonces los patentados sistemas de sensores multifocales Panomera y el software de gestión de vídeo SeMSy del fabricante Dallmeier, con sede en Ratisbona (Alemania).

Dallmeier Panomera serie SEl resultado de este sistema de seguridad se traduce actualmente en ahorros significativos en infraestructura y control ininterrumpido, desde el aterrizaje hasta el despegue. Con una superficie de más de 76 millones m2, el IGA cuenta con una capacidad anual de unos doscientos millones de pasajeros, cinco terminales y seis pistas, convirtiéndolo en uno de los centros de conexión más importantes del mundo.

Esta instalación tampoco hace concesiones en cuanto a seguridad. Para una amplia monitorización visual y la gestión de los movimientos de las aeronaves, el IGA ha encontrado en la tecnología Panomera y en el software de gestión de vídeo de Dallmeier los productos idóneos para un control de tierra completo.

El proyecto fue planificado, ejecutado e implementado en cooperación con la oficina de Dallmeier en Turquía y el integrador de sistemas Proline.

Aeropuerto de Estambul

Movimientos de aeronaves bajo control

En un aeropuerto, la seguridad durante el funcionamiento diario es de máxima prioridad. Los operadores siguen todos los movimientos de las aeronaves en las áreas neurálgicas mediante tecnología de cámaras: los sistemas runway de Panomera vigilan los aviones ya en su aproximación y siguen su trayecto por la pista de aterrizaje y despegue, pasando por la de rodaje, hasta la rampa, donde se hacen cargo otros sistemas de Panomera, al igual que en las zonas de deshielo.

Cámaras de vigilancia adicionales captan las puertas de terminales y el despegue. Lo decisivo en todo ello es que los responsables de seguridad del IGA puedan identificar, analizar y verificar rápidamente tanto situaciones de peligro como incidentes, para lo que es indispensable una resolución mínima adaptada con precisión a este propósito.

En este sentido, la patentada tecnología de sensores multifocal Panomera une hasta ocho objetivos y sensores dentro de un sistema óptico, lo que permite captar grandes áreas con un número muy pequeño de cámaras y reducir el esfuerzo en infraestructura y funcionamiento a un mínimo.

Reconocimiento de matrículas

La matrícula de la aeronave es crucial para la asignación de incidentes durante los procesos de despegue y aterrizaje. Por ello, el personal aeroportuario necesita registrar la matrícula de cada aeronave que aterriza y despega. En el caso de que ocurra algo inesperado, es posible determinar exactamente la hora del suceso y, en combinación con la matrícula, el siniestro puede ser investigado.

En el IGA, el reto especial consistió en que las cámaras de vigilancia tenían que proporcionar imágenes de alta resolución, incluso a gran distancia, para que el personal pudiera consultar la matrícula correctamente. En una comparación de cámaras, sólo el sistema de sensores multifocal Panomera fue capaz de superar este reto en larga distancia y suministrar la calidad y resolución de imagen requerida.

Como explica Hamza Aybey, security systems solution manager de Proline, “buscamos la mejor tecnología posible. En el IGA había que resolver el problema de que la matrícula fuera legible de forma inequívoca, a pesar de un número reducido de puntos de instalación y las grandes distancias, que solo lo obtuvimos con Panomera”.

Dallmeier desarrolló el sistema de sensores multifocal Panomera especialmente para la captación de grandes distancias y extensas superficies: combinando objetivos y sensores con diferentes distancias focales en una sola unidad óptica, la cámara proporciona alta resolución en todas las zonas de la imagen en un contexto espacial grande; y todo ello con muy pocos sistemas.

De este modo, y en comparación con soluciones de vigilancia convencionales, el aeropuerto ahorra una gran parte de los gastos de infraestructura.

Control de tráfico aéreo

El premiado concepto de Torre virtual para el control de tráfico aéreo de este aeropuerto, con forma de tulipán en homenaje a la flor nacional de Turquía, ha sido considerado como como una de las torres de control más elegantes del mundo.

El centro de control en sí, sin embargo, está ubicado a muchos metros de distancia de la punta de la torre, sin visión directa hacia el campo de aviación. Al ser un aeropuerto moderno, el IGA implementó el principio de la Torre virtual. En lugar de controlar los movimientos de aeronaves a través de la torre, los operadores reciben mediante las cámaras de vídeo una imagen del mundo exterior real que se muestra en un videowall.

Gestión de vídeo con SeMSy

Para las evaluaciones y el control de usuarios, el IGA emplea el sistema de gestión de vídeo SeMSy. Desde la Torre virtual, los operadores tienen acceso a los flujos en vivo o pueden filtrar las secuencias grabadas mediante múltiples opciones de búsqueda.

El acceso a los sistemas por los numerosos usuarios y operadores con diferentes permisos de acceso es controlado por SeMSy, gracias a su amplia gestión de derechos de usuario.

El nuevo aeropuerto de Estambul es uno de los más grandes del mundo. El enorme proyecto de construcción tuvo un calendario ajustado. Los cambios durante la fase de construcción no supusieron en absoluto obstáculos adicionales para los diseñadores de la solución de vigilancia, ya que Dallmeier apoyó la fase de planificación desde el primer momento con un amplio proyecto 3D.

Dentro de este ‘gemelo digital’, el equipo de planificación 3D de Dallmeier fue capaz de adaptar la implementación a las nuevas fases de construcción y modificaciones de forma rápida y flexible.

“La herramienta de planificación 3D fue el asistente perfecto. Con su ayuda, no hubo sorpresas ni en la planificación final ni durante la instalación y puesta en marcha -asegura Orhan Yorukoglu, sales manager de Dallmeier Turquía-. Esto le aporta al cliente en la planificación una enorme seguridad”.

Centro FAT de Ratisbona

Antes de la puesta en marcha final del proyecto, Kamuran Kocak y Hamza Aybey, visitaron el centro FAT (Factory acceptance test), ubicado en la sede principal de Dallmeier en Ratisbona para conocer in situ la calidad funcional de los sistemas.

En este centro, todos los sistemas son sometidos a pruebas en un funcionamiento simulado en tiempo real. Adicionalmente a la planificación 3D, este paso previo también ahorra tiempo y dinero, y el cliente no se lleva sorpresas desagradables al final.

“Estoy absolutamente entusiasmado con el principio de ‘what we plan is what you get’. La planificación tan profesional y las pruebas preliminares nos dieron confianza al cien por cien en el proyecto”, afirma Kocak.

Los sistemas Dallmeier instalados, desde la cámara, los equipos grabación hasta la gestión de vídeo, se mantienen adaptables y ampliables a largo plazo gracias a su arquitectura de sistema abierto y escalabilidad, lo que garantiza su compatibilidad y sostenibilidad en el futuro.

El sistema no ‘envejece’ y el aeropuerto puede integrar componentes y sistemas nuevos en cada momento cuando así se requiera.

Be Sociable, Share!
  • blank
  • blank

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , , ,
Por • 8 Nov, 2022
• Sección: Casos de estudio, Control de accesos, DESTACADO CASO DE ESTUDIO, DESTACADO PRINCIPAL, Seguridad urbana, Servicios, Videovigilancia