Ir a la portada de Digital Security

Los reguladores para el ajuste de la sensibilidad permiten que estas barreras, que funcionan con un transmisor y un receptor, se adapten a las zonas que se han de proteger.

Diseñado principalmente para exteriores, el modelo Ermo 482 es una barrera analógica, desarrollada por CIAS, que funciona con un transmisor y un receptor. En el momento en el que el receptor detecta un cambio en su haz, analiza dicha alteración antes de mandar la señal dealarma gracias a los ajustes de sensibilidad e integración para la discriminación de objetivos con los que cuenta.

Ermo 482 incorpora también un regulador para el ajuste de la sensibilidad, lo que facilita su adaptación a la zona que se desea proteger. Colocados el transmisor y el receptor uno frente al otro crean una onda protectora de dimensiones variables: está disponible en alcances de 50, 80, 120 y 200 metros, y su sistema de cuatro canales ayuda a evitar interferencias en los puntos de cruce.

Otra de las ventajas de esta barrera analógica es que se adapta a cualquier condición climática, ya que está especialmente diseñada para su uso exterior. Gracias a todas estas características hacen de Ermo 482 una solución idónea para la protección antintrusos.

Este modelo de la serie Ermo de CIAS puede adquirirse a través de ProdexTec, marca de la empresa española de seguridad perimetral Bunker Seguridad Electrónica S.L.


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , ,
Por • 21 May, 2019
• Sección: Detección, Intrusión