Ir a la portada de Digital Security

A este buque finlandés se le ha dotado de 29 cámaras Bosch de alta resolución, que se han instalado en la cubierta y en el interior. Todas ellas se pueden controlar de forma remota y ajustar, tanto horizontal como verticalmente.

Rompehielos IB Polaris

Finlandia depende del comercio exterior, por lo que no puede permitir que el hielo bloquee sus puertos y rutas marítimas, ya que eso alteraría sus exportaciones e importaciones. Por ello, el país cuenta con la segunda flota de rompehielos más grande del mundo.

La última de ellas, denominada Polaris, fue finalizada justo a tiempo para la conmemoración del centenario de la independencia de Finlandia. Para garantizar la seguridad a bordo, este moderno buque está equipado con 29 cámaras Bosch HD.

Bosch security MIC IPLas 29 cámaras Bosch HD se encuentran en la cubierta y en el interior. Dentro del buque, se distribuyen en dependencias como la sala de máquinas y el espacio de ingeniería. Si es necesario, es posible verificar retrospectivamente las grabaciones de la cámara. Además, ahorran tiempo, pues gracias a ellas no es necesario realizar recorridos rutinarios por las distintas partes del barco tan frecuentemente.

“Las cámaras MIC IP de Bosch se han instalado en ubicaciones como el mástil o las estructuras de la plataforma. Las exteriores nos permiten controlar el hielo y las embarcaciones de los clientes. Podemos utilizar las que están situadas en la popa para controlar los cambios en nuestra distancia a los buques que estamos guiando hacia o desde un puerto. El buque solo puede estar a unos pocos metros detrás del rompehielos o incluso atado al rompehielos si está siendo remolcado”, explica Pasi Järvelin, capitán del Polaris.

Cámaras móviles en condiciones críticas

Bosch MIC IP 7000 HDSegún Järvelin, las cámaras móviles también funcionan bien en condiciones árticas de invierno en la Bahía de Botnia.

En la parte superior del mástil, se ha instalado una cámara móvil 360º, que también funciona sin problemas en la oscuridad. Todas las cámaras se pueden controlar de forma remota y ajustar tanto horizontal como verticalmente.

Sus funciones de enfoque y zoom son indispensables en el duro entorno de trabajo del rompehielos. Las cámaras están equipadas con limpiaparabrisas que pueden activarse desde el puente en condiciones climáticas adversas de lluvia, viento o nieve.


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre ,
Por • 11 Abr, 2018
• Sección: Control de sistemas, Videovigilancia