Ir a la portada de Digital Security

Tecnología de vídeo en red megapíxel desde sus orígenes, con un concepto descentralizado en el desarrollo de sus productos y un riguroso proceso de producción manual para ofrecer calidad, innovación y valor añadido en cada uno de ellos definen la visión de negocio del fabricante alemán Mobotix AG, un referente en el mercado de videovigilancia IP que, por primera vez y a favor de los medios especializados españoles, abre las puertas de su sede en Alemania, para mostrar cómo lo realizan.

Mobotix fabrica Alemania

Conocer en detalle el proceso de producción que Mobotix AG realiza en cada una de sus cámaras en red megapíxel desde 1999 no resulta sencillo para nadie, pero si además y por primera vez en sus quince años de trayectoria abre las puertas de su sede y fábrica, ubicada en la localidad alemana de Langmeil (a unos 100 Km. de Frankfurt), para mostrársela a un reducido grupo de medios especializados españoles y con su fundador, Ralf Hinkel, como anfitrión, es que las cosas en el mercado español se han hecho más que bien.

El modelo de negocio de este fabricante alemán sigue fiel a sus inicios, y así lo subrayan siempre sus responsables: “Mobotix es un desarrollador de software que fabrica sistemas hardware de vídeo en red y calidad megapíxel con un concepto descentralizado de desarrollo, ya que cada cámara integra todo lo necesario, como propuesta tecnológica diferencial frente a otros actores del mercado de videovigilancia IP”.

Bajo este concepto, Digital Security Magazine ha sido uno de los medios especializados elegidos para comprobarlo, y conocer en detalle este “diferencial tecnológico y estratégico”, con un recorrido por las instalaciones de Mobotix en Langmeil y en un encuentro profesional con su equipo directivo, encabezado por su fundador, Ralf Hinkel; el recientemente designado CEO, Klaus Gesmann, y el director de desarrollo de negocio para el Sur y Este de Europa, Jesús Garzón.

Mobotix sede

Proceso de fabricación one to one

“Cada cámara es una joya de arte -asegura Jesús Garzón al explicar el proceso de producción de cada uno de los sistemas que desarrolla Mobotix-y por eso no seremos el fabricante que más cámaras venda en el mercado, pero sí el que ofrezca la mejor calidad, valor y garantías, porque están hechas a medida”.

Y así parece ser: más de treinta profesionales trabajan en el proceso de desarrollo de cada línea de cámara, compuesta por una media de trescientas piezas que hay que ensamblar manualmente con precisión y rigor. Sus componentes más críticos (sensores, placa madre, medición de lentes, resistencia,…) se testean y comprueban de tres a cinco veces para garantizar la calidad de la cámara, en un proceso que dura 48 horas, y ofrecer al mercado un avanzado dispositivo “en el que todo es software, salvo la placa; sin piezas móviles, ya que todo está integrado en la cámara”, subraya Garzón.

Mobotix fabrica AlemaniaSi en este proceso falla alguna prueba, se reinicia desde el principio, ya que sólo los dispositivos que cumplen todos los requisitos del ciclo de calidad pasan al área de almacenamiento y logística, de hecho “nuestros RMA (return merchandise authorization) son sólo del 0’2%”, asegura este directivo.

Este diferencial de montaje manual frente a la producción en cadena que utilizan muchos fabricantes se explica en un vídeo realizado con motivo de la edición especial de la cámara M15, con carcasa de oro y denominada The Golden M15.

Mobotix directivosPero, ¿cómo se logra suministrar a tiempo con este riguroso proceso de ensamblaje todas las cámaras y sistemas que los clientes demandan? La respuesta la aporta el CEO de la compañía, Klaus Gesmann: “con una alta concentración de los empleados en su desempeño profesional, que es algo muy importante y fundamental para nosotros y para la calidad del producto que ofrecemos a los clientes. En Mobotix tenemos muy poca rotación de empleados, y eso es muy satisfactorio”.

Con una superficie de unos 6.000 m2, a la que se suma la zona de almacén y logística (en torno a 1.700 m2), en la planta de producción de Mobotix AG trabajan algo más de un centenar de empleados. La estructura de trabajo se basa en una línea productiva (piezas y componentes electrónicos, ensamblaje, pruebas,…) para cada modelo de cámara.

En concreto, desde la fábrica de Mobotix se producen con este proceso de ensamblado manual unas 10.000 cámaras megapíxel mensuales, que pasan al área de almacenamiento y logística para su distribución desde la red comercial que este fabricante tiene en setenta países actualmente.

Innovación en sistemas térmicos

Mobotix sede visita EspanaEl encuentro con los directivos de Mobotix también sirvió para conocer las últimas innovaciones de la compañía, algunas de ellas presentadas recientemente en el certamen Security Essen 2014, celebrado en Alemania.

Jens Wirok, director de formación internacional de la compañía, destacó el avance que ha supuesto la cámara M15D, su primer modelo termográfico “que ve lo que no ve el ojo humano” gracias a su avanzado sensor térmico de 5 megapíxeles y doble lente, con un rango de medición de temperatura de -40 a 550 °C para captar imágenes de alta calidad en color y en total oscuridad, así como elementos en movimiento debido a la integración de MxActivitySensor, que reduce significativamente el número de falsas alarmas, tal y como adelantó Digital Security Magazine.

Esta apuesta por la tecnología térmica ha seguido evolucionando con el nuevo modelo S15D FlexMount, con resolución de hasta 10 megapíxeles y nuevos módulos de sensor térmico, cableado de vídeo dual de montaje flexible, así como su diseño resistente a la intemperie.

Mobotix Mx-M15ThermalEste compacto y flexible sistema , a lo que se suma su reducida necesidad de espacio para su instalación, permite colocar los dos módulos de sensor térmico de la S15D en cualquier lugar y a una distancia de hasta 2 metros de la unidad central para visualizar tanto la radiación térmica de vehículos y personas, como detectar movimientos de forma precisa hasta a 400 metros de distancia de la cámara y en condiciones ambientales adversas.

Como señaló el fundador de Mobotix, Ralf Hinkel, “la tecnología térmica marcará el futuro de la industria de seguridad. Otros fabricantes han estado esperando años en desarrollar esta tecnología en pro del desarrollo de sistemas 4K, pero las posibilidades que ofrecen las cámaras térmicas en seguridad urbana e industrial son enormes. Los japoneses están investigando en ello e implementando prototipos térmicos incluso en vehículos. Es una tecnología de futuro y creciente y su coste bajará en unos tres años”.

Futuro basado en la integración

Mobotix MxDisplayOtra de las novedades, que refuerza la estrategia de negocio de Mobotix basada en la integración, es el nuevo sistema MxDisplay “que supone un nuevo concepto de la configuración y del software para visualizar y gestionar las cámaras de una misma red IP, de toda una instalación, además de actuar como control de acceso con el videoportero y con una visión de 306º, sin ángulos muertos, gracias a la tecnología Hemispheric”, puntualiza Jens Wirok, director de formación internacional de la compañía.

La pantalla MxDisplay funciona de forma inalámbrica (VoIP/SIP), de manera que el usuario puede iniciar una sesión en remoto desde su ordenador o smartphone y controlar toda la instalación de videovigilancia y control de accesos de manera segura, ya que integra un BUS de encriptación muy robusto. La evolución de este completo sistema, al que Ralf Hinkel define como “tener un iPhone en la pared”, pasa por la próxima incorporación de nuevas funciones de automatización, para control de temperatura, iluminación…

Las previsiones de la compañía para comercializar este sistema son los instaladores e integradores eléctricos, “primero se hará en Alemania y luego captaremos a cuatro o cinco integradores en otros países. Estamos seguros que tendrá una gran aceptación en todo tipo de empresas e instalaciones por su fácil instalación y uso con una tecnología integrada puntera”, explica el fundador de Mobotix.

España como referente

Mobotix sedeLa positiva evolución del negocio de Mobotix en el mercado español fue otro de los aspectos que tanto su fundador como el CEO de la compañía recalcaron durante su encuentro con los medios especializados, precisamente, de este país: “para nosotros es un mercado muy importante y que ha aportado positivos ingresos y crecimiento a la compañía, donde la labor de Jesús ha sido fundamental para lograrlo”.

Además, Ralf Henkel destacó a este respecto la creciente evolución en España del National Partners Day, “que se ha convertido en un poderoso evento para toda la compañía para estar cerca del canal y que conozcan nuestras soluciones y sus ventajas: menor número de cámaras instaladas gracias a su resolución megapíxel; sistema descentralizado en el que el dispositivo lo integra y procesa todo, lo que permite un bajo coste de mantenimiento y de uso de ancho de banda”.

Precisamente, del 15 al 17 del presente mes de octubre, la filial española celebra la sexta edición de esta conferencia anual, en la que reunirá en Madrid (hotel Eurostars Tower) a más de un centenar de partners, distribuidores, integradores y clientes para mostrarles sus últimos desarrollos.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 2 Oct, 2014
• Sección: A fondo, DESTACADO PRINCIPAL, Videovigilancia