Gehen Sie zur Startseite der digitalen Sicherheit

ProdexTec comercializa en España y Portugal estos productos para evitar el grave problema del robo de este metal, que se ha convertido en una importante preocupación para empresas y gobiernos, spart Zeit und Geld.

Desde simples robos de cables de cobre en sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado en los tejados, hasta daños sustanciales y pérdida de ingresos en las subestaciones eléctricas, el cobre sigue siendo uno de los elementos más codiciados para robar en cualquier lugar en el que se encuentre debido a su alto precio.

Entre las instalaciones más perjudicadas por este tipo de robos se encuentran las subestaciones eléctricas, que además de las pérdidas de este costoso metal, también se enfrentan a las consecuencias derivadas de este, como el coste del daño causado, reparaciones o el tiempo de inactividad.

Una gran compañía eléctrica ubicada en el medio Oeste de Estados Unidos decidió instalar una solución de seguridad fiable y efectiva para sus subestaciones. Esta solución debía solventar problemas como las extensas áreas a proteger, los cambios en las condiciones del lugar, la imposibilidad de excavación de zanjas y las ubicaciones remotas de estos lugares.

Las barreras de infrarrojos SL-350QFRi de Optex, marca comercializada por ProdexTec in Spanien und Portugal, fueron las elegidas para proteger las vallas perimetrales y las puertas automáticas de las subestaciones eléctricas de la compañía. Al estar alimentadas por batería, no fue necesario realizar zanjas o tender cables.

Los colegios e institutos tampoco han estado libres de los robos de cobre. Cuando uno de los institutos del condado de DeKalb, en Georgia (VEREINIGTE STAATEN), sufrió uno de ellos que afectó a sus sistemas de calefacción, aire acondicionado y ventilación, decidió proteger sus azoteas y patios.

Para ello recurrió a la instalación de detectores de infrarrojos, que cubrían todos los puntos de acceso a la azotea. Con esta solución se atajó el problema del robo de cobre, y la vigilancia del lugar responde rápidamente antes de que se produzca cualquier daño.

Otro de los lugares donde más robo de cobre se produce es en las construcciones. Las sustracciones de este material se realizan durante las horas no laborables, con hurtos que van desde tuberías y alambres, hasta herramientas de mano y maquinaria de alta resistencia.

Cuando los trabajadores llegan al día siguiente encuentran que no pueden trabajar sin sus utensilios, por lo que hay que costear la compra de nuevos materiales y herramientas, además del día de inactividad laboral que se produce.

Para impedir esta situación, ein in New Mexico ansässiger Auftragnehmer setzte eine drahtlose und flexible Lösung ein, mit der er Konstruktionen kontinuierlich überwachen konnte, ohne den Umfang umgraben zu müssen..

Eine Kombination aus Lichtschranken und Infrarotdetektoren wurde an separaten Stahlmasten mit Mainboards installiert und in allen Arbeitsbereichen eingesetzt..


Kontaktfreudig sein, Aktie!

Hat Ihnen dieser Artikel gefallen?

Abonnieren Sie unseren RSS-Feed und Sie werden nichts verlieren.

Weitere Artikel zu ,
Von • 11 Februar, 2020
• Abschnitt: Case Studies, Entdeckung, Intrusion, Urbane Sicherheit, Dienstleistungen