Ir a la portada de Digital Security

Hikvision ColorVu Solar

Diseñadas para operar en entornos aislados o poco accesibles, las cámaras ColorVu alimentadas con energía solar de Hikvision equipan un panel fotovoltaico de 80 vatios y una batería de litio recargable de 20 Ah.

Estas nuevas cámaras de Hikvision suponen una solución de videovigilancia idónea, sencilla y asequible para su uso tanto para entornos aislados o inaccesibles, como granjas, oleoductos o centros turísticos en plena naturaleza, así como en emplazamientos temporales (eventos deportivos al aire libre, eventos, obras de construcción, etc.).

La dificultad que supone garantizar la seguridad en este tipo de entornos aislados y eventuales, donde apenas pueden llegar las fuentes de alimentación y los cables Ethernet, precisa de dispositivos que ofrezcan una autonomía que les haga funcionar de manera autosuficiente y se adapten a las particularidades de este tipo de instalaciones.

Las nuevas cámaras ColorVu de Hikvision alimentadas con energía solar han sido diseñadas pensando en esta problemática, ofreciendo un rendimiento y una fiabilidad óptimas, ya que pueden instalarse rápidamente, lo que les permite ser trasladadas a otra ubicación sin dificultades debido a que no necesitan cables y a su peso ligero (25,4 Kg montadas en poste).

Hikvision ColorVu Solar

Solución fiable y autosuficiente

El panel fotovoltaico de 80 vatios y la batería de litio recargable de 20 Ah de gran duración que equipan estas cámaras ColorVu hacen no necesiten una toma fija de energía al alimentarse de la luz solar.

Para garantizar su fiabilidad sobre el terreno se pueden controlar los niveles de energía, además de pasar automáticamente al modo ahorro cuando la batería está baja. Todo ello permite una operativa continua de hasta siete días consecutivos, incluso cuando el clima es lluvioso o nublado, cuando está completamente cargada la batería.

Además, la cámara 4G que incorpora cuenta con una tarjeta eMMC (embedded multiMedia card) de 64 GB, lo que garantiza la grabación continua de vídeo incluso si se produce una interrupción con la tarjeta SD.

Estas nuevas cámaras ofrecen el mismo rendimiento tanto de día como de noche, ya que están equipadas con un potente sistema de visión nocturna gracias a la tecnología ColorVu de Hikvision, que garantiza unas imágenes claras y nítidas en entornos extremadamente oscuros, con hasta 8 MP de resolución.

Al ser resistentes al agua y al polvo IP65, estos dispositivos pueden soportar condiciones meteorológicas adversas extremas, como bajas temperaturas, fuertes vientos o lluvias torrenciales que a menudo se dan en zonas remotas.

Algunos modelos ColorVu cuentan con funciones de vídeo inteligente: se mantienen alerta ante incidentes de seguridad mediante sensores PIR (infrarrojos pasivos), detección de movimiento o protección perimetral impulsada por inteligencia artificial y, una vez configurados, pueden enviar automáticamente notificaciones activadas por eventos a los dispositivos móviles de los usuarios.

La tecnología AcuSense (integrada en determinadas cámaras) ayuda a diferenciar entre personas y otros objetos en movimiento, como animales, hojas que caen o lluvia intensa, lo que hace que las falsas alarmas se reduzcan al mínimo y los equipos de seguridad solo reciban una alerta cuando se produce una amenaza real.

El compromiso con la sostenibilidad y respeto medioambiental de Hikvision se materializa en estos dispositivos alimentados con energía solar, que contaminan menos que las que utilizan baterías desechables, y además no requieren de ninguna infraestructura adicional, protegiendo así el entorno natural en el que se ubican.

Be Sociable, Share!
  • blank
  • blank

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 29 Jun, 2022
• Sección: A fondo, DESTACADO A FONDO, DESTACADO PRINCIPAL, Videovigilancia