Ir a la portada de Digital Security

Patrimonio de la Humanidad, el mausoleo del primer emperador de China, protegido por estos guerreros de arcilla, dispone de potentes detectores a prueba de fallos, para alertar ante la entrada de ladrones y posibles daños de las esculturas.

Museo de terracota bosch

El Mausoleo del emperador Qin Shi Huang, patrimonio de la humanidad por la UNESCO, situado en Xi’an (China), alberga un ejército de 2000 años de antigüedad hecho de estatuas de arcilla, los Guerreros de Terracota, que guardan la tumba del primer emperador de China.

Con un sistema de detección de intrusos que se había quedado obsoleto, una de las prioridades ha sido su actualización y afrontar varios retos clave en cuanto a seguridad se refiere. Uno de ellos era, hasta la llegada de la pandemia, era dar respuesta al elevado volumen de miles de visitantes diarios con un sistema de alarmas rápido, a prueba de fallos, si los elementos expuestos están en peligro.

Además del riesgo constante de posibles ladrones que intenten robar los elementos expuestos, la mayor amenaza proviene de los turistas, a los que se les caen los teléfonos móviles y cámaras a los fosos, rebasan las zonas acotadas y los posibles daños que provocan.

Museo de terracota bosch

Otro de los retos era que la nueva solución tenía que funcionar en condiciones extremas, ya que los fosos, que albergan varios miles de estatuas de guerreros de arcilla, contienen grandes cantidades de polvo que pueden impedir la labor de los detectores. Por último, el sistema debía ser discreto, sin interferir en la experiencia de observar a los guerreros y las estatuas de los caballos a escala natural.

Con estos retos, los expertos de Bosch desarrollaron una combinación de varios cientos de detectores de intrusión en los 16.300 m2 del área museística. Con el fin de lograr una detección rápida de fallos de seguridad, se instalaron detectores montados en las paredes a lo largo de los fosos, que se complementó con los instalados en el techo, por encima de las áreas por donde pasan los visitantes y aquellas que están abiertas.

Museo de terracota bosch

Los detectores, integrados en los paneles de control G Series del fabricante, operan con tecnologías de microondas e infrarrojos, mejoradas por algoritmos de procesamiento First Step (FSP) para detectar cambios en la energía infrarroja cuando una persona sobrepasa un límite de seguridad predefinido en el interior del museo y a lo largo del perímetro.

Al eliminar las falsas alarmas debidas al polvo y a otras interferencias ambientales, los detectores de los fosos utilizan un sensor piroeléctrico con infrarrojos (PIR) y tecnología de procesamiento adaptable del ruido por microondas.

Una característica diferencial es que los sensores proporcionan una detección de intrusión exacta, aunque estén montados en el abovedado y elevado techo del Museo de los Guerreros de Terracota. En concreto, el techo está a 4,8 m de altura, lo que excede los límites de los detectores de techo estándar en más de 2 m.

Museo de terracota bosch

En caso de producirse un intento de intrusión, los paneles de control de G Series de Bosch activan una alarma en la sala de control del museo en solo dos segundos. Además de la localización exacta del detector, el equipo de seguridad recibe en tiempo real imágenes de la escena desde una cámara de vigilancia, gracias a la integración de una plataforma de seguridad de vídeo de terceros, para una respuesta rápida y eficaz.

El sistema de seguridad integrado también da respuesta a otro requisito clave para los operarios de museos: teniendo en cuenta que una gran parte de las piezas exhibidas se almacenan en otro lugar cuando es necesario, que a su vez han de estar a salvaguarda de los ladrones, los detectores de Bosch protegen estas instalaciones de almacenamiento .

Gracias a este uso de los detectores no sólo se ahorran costes en personal de vigilancia para estos espacios, que están protegidos ante intrusiones y daños, sino que los visitantes disfrutan de una experiencia personal al contemplar objetos antiguos sin ningún tipo de vallas o barreras que limiten su recorrido.

Museo de terracota bosch

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , , ,
Por • 12 Feb, 2021
• Sección: Casos de estudio, Control de accesos, DESTACADO CASO DE ESTUDIO, DESTACADO PRINCIPAL, Detección, Intrusión, Servicios