Ir a la portada de Digital Security

Con la instalación de sus cámaras de vídeo de alta definición, el fabricante aporta valor añadido en la gestión del negocio farmacéutico con la supervisión de procesos industriales, identificación de fallos en tiempo real y rapidez en la toma de decisiones.

La visualización y monitorización de procesos industriales a través de cámaras en red de alta definición es la solución que el fabricante español Scati ha desplegado en un laboratorio farmacéutico, con dos plantas de producción en España que suman más de 70.000 m2.

En estas instalaciones se gestiona el proceso de elaboración integral de sus medicamentos, a los que se aplican los más altos estándares de calidad. Un espacio fundamental es su almacén, con capacidad para más de 20.000 pallets, una zona de picking que permite preparar hasta un millón de estuches diarios, y otra área en la que se envasan hasta 54.000 comprimidos por minuto.

Para garantizar que las referencias de sus medicamente cumplen con los requisitos de seguridad exigidos y la industria controle su legalidad, el laboratorio farmacéutico adecúa su maquinaria y sus instalaciones al Sistema español de verificación de medicamentos (SEVeM).

Con estas características, este laboratorio farmacéutico ha instalado los sistemas de vídeo inteligente de Scati para el control y supervisión de sus procesos productivos, que cumple una doble función: garantizar la seguridad de sus instalaciones y activos, así como garantizar la trazabilidad de cada medicamento dispensado a través del vídeo gracias a la solución Cash de este fabricante.

El sistema de videovigilancia se compone de un total de treinta cámaras IP; en concreto dieciocho dispositivos SEC-3611NR3-EXA2), siete del modelo SEM-3701NR-EO, con visión en 360º, junto con cinco sistemas tipo bullet SEC-3811NR-XMA2, de 6 megapíxeles y lente varifocal.

Para el almacenamiento de las imágenes de estas cámaras en red se utilizan dos videograbadores Scati Vision VSJ-W7E-X02, con una capacidad de 48 TB, suficientes para cubrir sesenta días de grabación continua.

La instalación de las cámaras IP se ha llevado a cabo con una red de comunicaciones TCP/IP independiente a la que ya existía en la planta, de manera que esta separación de redes actúa como un cortafuegos natural, en el caso de producirse un ataque.

Por otra parte, el nivel de calidad de servicio también es importante, ya que permite dimensionar bien las prioridades de ambas redes con mecanismo QoS. Gracias a ello, el laboratorio dispone de una instalación cibersegura.

Con el objetivo de evitar falsificaciones en los medicamentos, también se ha incorporado un doble sistema de seguridad: un código datamatrix (código de barras de dos dimensiones), que contiene un número de serie único asignado a cada estuche de medicamento y que permitirá verificar su autenticidad e identificación, así como un mecanismo integrado en el estuche del producto que, mediante un punto de cola o precinto, asegura que no haya sido abierto o manipulado.

Scati G400La codificación datamatrix es un código bidimensional situado en la solapa lateral del medicamento, similar a la codificación QR, que permite incluir un gran volumen de información en un formato muy reducido y que incorpora información básica de lote, caducidad y código EAN, etc. en cada producto.

Scati Cash integra el Sistema de gestión de almacenes (SGA) con el de vídeo, lo que permite trazar la posición de cada palet o contenedor e indexarla con el vídeo, facilitando así la búsqueda de imágenes asociadas a cada paquete y por cualquier parámetro (código EAN, fecha de caducidad, entre otros).

Para este escenario se han instalado dieciocho cámaras IP (SEC-3611NR3-EXA2), con resolución de 4 megapíxeles y lente varifocal, aptas para su aplicación en exteriores al cumplir con la normativa IP66, en varias plantas del edificio.

El laboratorio cuenta con un almacén completamente automatizado, con transelevadores, sistemas de almacenaje automático para cajas o bandejas de las estanterías, completamente integrados con el SGA, que optimiza la capacidad del almacén, los procesos de picking y funciones inteligente: si registra alta demanda de un producto, lo almacena en el lugar más cercano posible para tenerlo accesible y ahorrar tiempo.

El almacén cuenta con un transelevador por cada uno de los siete pasillos que lo componen. Las cámaras SEM-3701NR-EO instaladas ofrecen un ángulo de visión de 360º y una resolución de hasta 6 megapíxeles, que transmiten imágenes a través de una red inalámbrica WiFi.

Además, el laboratorio farmacéutico ha apostado por la tecnología de business intelligence (BI) y gracias a la solución Scati Reckon es posible analizar de forma centralizada una gran cantidad de información, lo que mejora la toma de decisiones, la eficiencia de los procesos, la agilidad operativa diaria y los tiempos de respuesta.


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre ,
Por • 19 Jun, 2020
• Sección: Casos de estudio, Control de sistemas, DESTACADO CASO DE ESTUDIO, DESTACADO PRINCIPAL, Negocios, Seguridad informática, Videovigilancia