Ir a la portada de Digital Security

La necesidad de instalar un sistema de videovigilancia surgió a raíz del proyecto Gran Pompeya, centrado en la conservación, prevención, mantenimiento y restauración de esta zona declarada Patrimonio de la Humanidad. Para ello se ha creado una infraestructura de soporte de red con 12 anillos de fibra óptica y 88 nodos; y se han instalado 240 cámaras D15 y D25, aunque el objetivo es llegar los 380 equipos en este año.

Mobotix securiza Pompeya

El área de Pompeya ocupa 440.000 metros cuadrados e incluye las excavaciones arqueológicas de esta antigua ciudad romana sepultada por la erupción del Monte Vesubio en el año 79 d.C., congelada en el tiempo bajo la repentina lluvia de cenizas y lava que la ha preservado durante siglos.

En 1997, la Unesco la declaró Patrimonio de la Humanidad por considerar que los vestigios hallados en Pompeya, Herculano y otras ciudades cercanas enterradas por la erupción constituyen un testimonio vivo de la sociedad y de la vida cotidiana que se ha conservado prácticamente intacto durante 2.000 años.

En la actualidad, Pompeya es la joya de la Superintendencia de Pompeya, un Instituto del Ministerio de Bienes, Actividades Culturales y Turismo dotado de autonomía especial, que se ocupa de la protección, conservación y acceso público a los lugares del patrimonio cultural.

Mobotix securiza Pompeya

Proyecto Gran Pompeya

La necesidad de instalar un sistema de videovigilancia surgió a raíz del proyecto Gran Pompeya, una iniciativa del Gobierno italiano destinada a aumentar la eficacia de las acciones e intervenciones para proteger este sitio arqueológico mediante la elaboración de un programa de conservación, prevención, mantenimiento y restauración.

Una operación que contaba con 105 millones de fondos Feder y nacionales, cuyo objetivo es modernizar el yacimiento arqueológico, no sólo estabilizando y restaurando las paredes y las superficies decoradas, sino también aprovechando el sistema de videovigilancia para mejorar la seguridad.

El proyecto, respaldado y acompañado por un plan de estudios técnicos y científicos destinados a la identificación, investigación de los conocimientos científicos y dirección de las distintas operaciones, supuso la convocatoria de una oferta de licitación para un nuevo sistema de videovigilancia que finalmente fue otorgado a la empresa italiana Metoda.

Mobotix securiza Pompeya

“El mérito de Metoda es la certificación SOA, que obtuvimos precisamente por nuestra compleja organización interna y que acredita la capacidad financiera y técnica de la empresa para el diseño y la implementación de licitaciones públicas a gran escala. La necesidad de implementar un sistema de videovigilancia se debió a varias razones como la protección de los vestigios arqueológicos, que a menudo son objeto de robos y vandalismo, o el control de los turistas”, explica Cesare Gonnelli, director adjunto de la compañía.

El sitio arqueológico, que puede llegar a recibir 15.000 visitantes en un solo día (cifra superada solo por el Coliseo) sufre, frecuentemente de grafitis, arañazos y pintadas en los muros y en los frescos de las casas romanas, conocidas como domus, que conforman el núcleo del yacimiento arqueológico. Estos actos vandálicos son perpetrados intencionadamente por turistas con sus bolígrafos y uñas cuando se las arreglan para permanecer entre los muros, incluso después de que el lugar esté cerrado al público.

Por otra parte, como consecuencia de los ataques terroristas, la Superintendencia consideró la posibilidad de utilizar un sistema de videovigilancia avanzado que complementara la labor física de los vigilantes. “De hecho, una de las prioridades era poder identificar claramente las caras de la gente y vigilar cualquier comportamiento anómalo dentro del área, así como cualquier objeto abandonado que se considerara potencialmente sospechoso”, continúa Gonnelli.

Como partner de Mobotix desde 2011, Metoda optó por su tecnología para este proyecto “ya que cumplía con los requisitos para la licitación y, de hecho, fue la única tecnología capaz de dar respuesta a las necesidades reales de la Superintendencia”.

Mobotix securiza Pompeya

Las primeras cámaras de vídeo comenzaron a instalarse en julio de 2015, la mayoría de ellas D15, a excepción de unas diez D25 escogidas para armonizar con la arquitectura y el estilo. En diciembre, Pompeya ya contaba con la vigilancia de 240 cámaras instaladas en las farolas que rodean el sitio arqueológico, así como en los muros interiores y exteriores de las domus. El objetivo final es instalar más de 380 cámaras antes de que termine este verano.

Este sistema de videovigilancia es un proyecto de TI y telecomunicaciones que planteó grandes retos, ya que fue preciso crear una compleja infraestructura de soporte de red con 12 anillos de fibra óptica y 88 nodos. Esto fue posible gracias a la experiencia en redes de Metoda, que posee un departamento dedicado exclusivamente al desarrollo y la integración de sistemas informáticos y de telecomunicaciones.

Mobotix securiza Pompeya

Las cámaras de vídeo están en funcionamiento las 24 horas, pero, salvo requerimientos especiales y pese a contar con un sistema de almacenamiento NAS de 700 TB, sólo se activan por eventos para no sobrecargar la memoria. Las grabaciones se pueden visualizar más tarde en 9 monitores de 42 pulgadas en una sala de control especial provista de cuatro estaciones de trabajo para el personal de vigilancia.

Las necesidades que requería este proyecto se han visto cumplidas, como refleja el hecho de que se esté contemplando implementar un sistema de análisis de vídeo para apoyar las medidas antigrafiti y estudiar así los comportamientos considerados ‘sospechosos’. De este modo sería posible prevenir actos de vandalismo que pudieran causar daños irreparables a este patrimonio artístico y cultural.


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 22 Jun, 2016
• Sección: A fondo, Casos de estudio, DESTACADO PRINCIPAL, Redes, Seguridad informática, Videovigilancia