Ir a la portada de Digital Security

Un sistema de seguridad LPR, basado en 42 cámaras Hikvision DS-2CD4012F-A, permiten vigilar el tránsito de vehículos de las carreteras que rodean el barrio de Sea Point en Ciudad del Cabo. Una solución que ha permitido reducir en un 65% la criminalidad de la zona.

Hikvision Sea Point

Sea Point es una de las zonas ricas y desarrolladas de Ciudad del Cabo, pero también era uno de los barrios más peligrosos, con uno de los índices de criminalidad más altos de Sudáfrica. Situada a pocos kilómetros al oeste del distrito central de negocios de la ciudad, las carreteras que acceden a Sea Point son algunos de los más activos con un gran número de vías que llevan dentro y fuera del barrio.

Para controlar este tráfico vial, la Administración decidió implantar un sistema de reconocimiento de matrículas (LPR) que permitiera vigilar las carreteras y rutas de acceso a Sea Point. Su objetivo era identificar y realizar un seguimiento de cada uno de los vehículos que entrara o saliera de la zona y de esta forma tener información con la que poder combatir la delincuencia. La empresa encargada de la puesta en marcha de este proyecto ha sido LPR Solutions que optó por la tecnología de Hikvision para su realización.

HikVision DS-2CD4012F“Este proyecto es la primera solución LPR a gran escala que se ha instalado en Ciudad del Cabo. El proyecto planteó un gran reto ya que es una zona de gran afluencia de tráfico, unos 300.000 vehículos por hora, y, además, el sistema LPR tenía que ser lo suficientemente robusto como para hacer frente a la velocidad de los coches y las condiciones climatológicas, tanto de día como de noche. Necesitábamos cámaras resistentes, fiables y que proporcionaran una alta calidad de imagen”, explica Chris Hobbis de LPR Solutions.

Para poder grabar los movimientos de los vehículos que entraban y salían de la zona de Sea Point se han instalado 42 cámaras conectadas en red, cada una de ellas dedicada a la vigilancia de un carril de tráfico. El equipo de LPR se encargó de la instalar la infraestructura de esta red de seguridad cuyas cámaras están conectadas al centro de control ubicado en Sea Point que funciona 24×7.

El modelo elegido fue la Hikvision DS-2CD4012F-A, un equipo de 1,3 megapíxeles que ofrece una resolución de hasta 1280x 1024 en 60 fps, se alimenta a través de la tecnología PoE e incorpora características como reducción digital de ruido 3D (3D-DNR), detección facial inteligente, Smart Codec, Smart VQD (detección de la calidad de vídeo) y audio bidireccional.

Smart Codec es una función particularmente importante en una infraestructura situación de red. En comparación con las cámaras tradicionales, las cámaras inteligentes Hikvision mejoran la calidad de la imagen hasta en un 30% y reducen al mínimo los requisitos de carga y almacenamiento del sistema. “El resultado son imágenes nítidas bajo la más desafiante de las condiciones ambientales, por lo que es la cámara ideal para la vigilancia en proyectos tanto a gran escala como en empresas”, aclara Chris Hobbis.

Construida por la especificación IP66, la convierte en un equipo idóneo para soportar la intemperie y las condiciones a las que iba a ser sometida en este proyecto, ya que como comenta Hobbis “se pasa de una alta luminosidad a la nocturnidad de la noche y a la velocidad del tráfico existente en la zona. Estas cámaras ofrecer una alta calidad en todas las condiciones lumínicas, pudiendo enfocar a distancia y dando respuesta a las necesidades de ancho de banda y almacenamiento”.

La instalación realizada en Ciudad del Cabo se ha reducido un 65% en el barrio de Sea Point.


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 19 May, 2015
• Sección: Casos de estudio, Centro de Datos, DESTACADO PRINCIPAL, Detección, Infraestructuras, Redes, Seguridad urbana, Videovigilancia