Ir a la portada de Digital Security

El próximo 3 de junio, el estadio Millennium de Cardiff de Gales no sólo concentrará la atención mundial por la final de la 62ª edición de la UEFA Champions League, sino la de los numerosos efectivos de seguridad que blindarán este recinto y los alrededores de la ciudad para garantizar que todo transcurra sin problemas, con el uso del reconocimiento facial automatizado como un elemento clave del operativo.

La posibilidad de un atentado y captar posibles terroristas, además de evitar cualquier acto vandálico e incidente entre los aficionados de los clubes que lleguen a la final de la 62ª edición de la UEFA Champions League es el principal objetivo de la policía británica, que blindará días antes de la final (el próximo 3 de junio) tanto el Millennium Stadium, con capacidad para 74.500 espectadores, como la ciudad galesa de Cardiff.

Entre otras medidas, la tecnología de reconocimiento facial será una de las protagonistas de este complejo operativo de seguridad, que se utilizará por primera vez en un evento de este tipo y que se basa en el sistema automatizado AFR que la policía metropolitana de Londres utilizó durante el conocido Carnaval de Notting Hill del pasado año.

Esta iniciativa, que se integrará con la red de cámaras de vigilancia, cumplirá la legislación nacional y normativa para estos sistemas, tal y como ha dejado claro el comisionado británico Tony Porter: “vamos a seguir las normas de sistemas de vigilancia. El uso de AFR (reconocimiento facial automatizado) ha aumentado en los últimos años, y que debe mejorarse para lograr resultados más precisos. Cada aplicación requiere de buenos algoritmos, de un esfuerzo dedicado en su diseño, un equipo multidisciplinar de expertos y de bases de datos de imágenes de tamaño limitado y pruebas de campo para calibrar y optimizar adecuadamente la tecnología”.

El rostro de los miles de visitantes y aficionados que acudan a la final de Cardiff, se calcula que unos 170.000, podrá ser escaneado, procesar sus datos y cotejarlos con una base de datos local de unas 500.000 personas que tienen algún antecedente conflictivo o sospechoso de terrorismo, para lo cual se utilizarán las cámaras de videovigilancia situadas en la estación de trenes de la ciudad, en los alrededores del estadio y en el propio recinto.

La puesta en marcha de este proyecto piloto cuenta con fondos del Ministerio del Interior para la policía de Gales, con el fin de probar la efectividad de esta tecnología en vivo y evitar al máximo incidentes como el reciente ataque al autobús del Borussia Dortmund antes del partido de cuartos de final de la Champions League contra el Mónaco, en el que el jugador Marc Bartra y un policía resultaron heridos.

El uso de esta tecnología no cuenta con el beneplácito mayoritario, ya que en el informe del programa ‘Face in video evaluation’ (FIVE) del NIST (National Institute of Standards and Technology) , se pone de manifiesto las limitaciones del sistema AFR en la identificación efectiva de los sujetos denominados ‘no cooperativos’, es decir, que no se enfrentan a la cámara o cuyos rostros están oscurecidos, algo que hasta ahora sólo se ha logrado en entornos controlados con cámaras de alta resolución.

La precisión del software de reconocimiento facial también ha sido recientemente cuestionada públicamente en Estados Unidos durante un Comité de la Cámara de supervisión y reforma del Gobierno, en el que se señalaba que los algoritmos utilizados por la Oficina Federal de Investigación eran inexactos en un 14% e identificaban con muchos errores a las personas de color, además del almacenamiento de imágenes de millones de personas inocentes por parte de las autoridades, entre otras razones.


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre ,
Por • 4 May, 2017
• Sección: Casos de estudio, Control de accesos, Control de sistemas, DESTACADO PRINCIPAL, Detección, Eventos, Intrusión, Seguridad urbana, Servicios, Videovigilancia