Ir a la portada de Digital Security

La ciudad de Chomutov, en la República Checa, ha elegido un nuevo sistema de vigilancia basado en la tecnología de vídeo por IP de IndigoVision para reemplazar su sistema de CCTV analógico, que se había quedado desfasado, pues databa de la década de 1990.

Chomutov, una ciudad de 50.000 habitantes ubicada en el norte de la República Checa, ha implementado un sistema de vigilancia distribuido para áreas extensas basado en la tecnología de video por IP de IndigoVision como parte de su estrategia para reducir el crimen y controlar el flujo de tránsito. MKDS Besy, el socio local de IndigoVision, ha instalado 32 cámaras PTZ analógicas, de las cuales dos son móviles, para generar una mayor cantidad de opciones de vigilancia, conectadas mediante 32 codificadores IndigoVision 9000. También se han instalado dos grabadoras de video en red NVR-AS para Windows: una se encuentra en funcionamiento y otra cumple una función de respaldo.

El sistema incluye 4TB de capacidad de almacenamiento, con resistencia ante fallos proporcionada por el sistema RAID5. Con la integración en mente, se establecieron tres instalaciones Control Center vinculadas al software de administración de crisis de la policía de la ciudad. Control Center es la interfaz de usuario de la Solución de administración de seguridad SMS4 de IndigoVision. Los requisitos de bajo ancho de banda y la calidad de imagen de IndigoVision, junto con la arquitectura distribuida que no requiere de un servidor central y la facilidad para realizar copias de respaldo de los grabadores de video de red (NVR), fueron factores claves a la hora de seleccionar una solución para la ciudad.

David Žažo, técnico de seguridad de la policía de Chomutov, ha afirmado: “El nuevo sistema ha transformado las tareas de vigilancia de la ciudad; es confiable y completamente estable, y su potencial de crecimiento es ilimitado gracias a su arquitectura distribuida. La policía puede tomar mejores y más rápidas decisiones, gracias a que ahora cuenta con una excelente calidad de imagen”.

Las dos cámaras móviles utilizan la función Velocidad de cuadros por segundo controlada por la actividad (ACF) para que los requerimientos de ancho de banda se mantengan bajos a través de sus conexiones Wi-Fi. Esta función controla la tasa de cuadros del flujo de video de la cámara en función de la cantidad de movimiento en la escena. Cuando no hay actividad, el video se transmite a una velocidad de cuadros por segundo mínima; pero en cuanto se detecta movimiento, se transmite simultáneamente a la tasa máxima configurada para maximizar la captura de datos. Esto reduce de forma considerable el consumo de ancho de banda y los requisitos de almacenamiento para las cámaras que supervisan escenas generalmente estáticas o durante periodos de menor actividad, como por la noche, lo que demuestra que se trata de una tecnología de verdadera respuesta inmediata.


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 12 Jul, 2012
• Sección: Casos de estudio, Videovigilancia