Ir a la portada de Digital Security

El fabricante de soluciones integrales de seguridad mediante video por IP, IndigoVision, ha lanzado la nueva cámara Arctic PTZ para hacer frente a ambientes extremos, siendo capaz de soportar temperaturas tan bajas como -50 ° C.

Incluso las regiones más remotas, más frías e inhóspitas necesitan contar con una cobertura de vigilancia confiable. La cámara más reciente de IndigoVision, la Arctic PTZ, es capaz de resistir los entornos más duros a los que los usuarios puedan destinarlas, ya que pueden funcionar en temperaturas de hasta -50 ° C.

La nueva Arctic PTZ le ofrece a los usuarios una solución sólida y confiable para la supervisión de ubicaciones al aire libre en condiciones extremas, sin perder ninguna de las funciones únicas de IndigoVision a las que están acostumbrados. Estas cámaras se diseñaron con todas las ventajas de la gama general de cámaras PTZ de IndigoVision y sin disminuir su desempeño en relación con el uso. Están disponibles en versión estándar y alta definición, y ambos modelos funcionan sin problemas con SMS4TM, el sistema de administración de seguridad de IndigoVision.

El uso de cámaras en ubicaciones remotas requiere la administración de la transferencia de datos a través de grandes distancias, con frecuencia empleando infraestructura con escaso ancho de banda. Las cámaras PTZ de IndigoVision proporcionan una excelente calidad de imagen y emplean un ancho de banda muy reducido y una latencia muy baja, lo que asegura que los operadores tengan el control total de la cámara en todo momento.

La versión Arctic está disponible en las gamas de cámaras PTZ 9000 y 11000, con diversos niveles de zoom para adaptarse a su aplicación y permitir que los operadores realicen acercamientos con los que puedan ver detalles finos, como los números de una matrícula vehicular o el reconocimiento de rostros.

La capacidad de almacenamiento requerida se reduce considerablemente en comparación con otras cámaras de video por IP gracias a la tecnología avanzada de compresión H.264 de IndigoVision y a la utilización de la función de velocidad de cuadros por segundo controlada por la actividad (ACF) integrada a las cámaras. Esta función controla la tasa de cuadros del flujo de video de la cámara en función de la cantidad de movimiento en la escena. Cuando no hay actividad, el video se transmite a una velocidad de cuadros por segundo mínima, pero en cuanto se detecta movimiento, se transmite simultáneamente a la tasa máxima configurada. Tanto las cámaras estándar como las de alta definición pueden funcionar correctamente en la misma red, lo que brinda al usuario final una solución verdaderamente flexible y una amplia gama de cámaras IP con una relación precio-rendimiento muy variada.


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 26 Abr, 2012
• Sección: General