Ir a la portada de Digital Security

Bosch Security Systems amplía su portafolio de videovigilancia con Advantage Line, una nueva gama de soluciones de CCTV profesionales asequibles que proporcionan una gran calidad de imagen y un rendimiento duradero con una gran variedad de aplicaciones para pequeños y medianos comercios.

La nueva gama de productos de videovigilancia Advantage Line de Bosch Security Systems están diseñada para las instalaciones de seguridad de tamaño reducido, pero donde prima el alto nivel profesional a un coste asequible. Los pequeños o medianos locales comerciales constituyen un sector que puede beneficiarse sin ninguna duda de las soluciones Advantage Line. Estos productos proporcionan a los usuarios unos sistemas de seguridad de alta calidad pero con las funciones exactas requeridas en cada caso.

Tanto si se quiere instalar un sistema analógico o IP en red, Advantage Line dispone de todos los elementos necesarios para componer un sistema de seguridad específico de un local comercial. Por ejemplo, para una pequeña tienda, una configuración normal se basaría en dos cámaras domos en color IP o analógicas para una vigilancia general. Estos productos muy discretos aumentan la seguridad en conjunto del local y permiten al personal dedicarse más a la venta que a la vigilancia de la tienda. Un monitor de seguridad de 19” colocado en la entrada del local indica la presencia de circuito cerrado de televisión en la tienda, aumentando el “factor de disuasión”.

Sobre el área de la caja registradora, una cámara domo IP ó analógica ejercerá una vigilancia discreta, mientras que en la puerta de la zona de almacenamiento, otra cámara domo evitará el acceso de personas no autorizadas.

Si la tienda dispone de un área exterior o de aparcamiento, una o dos cámaras domo de infrarrojos, o cámaras bullet IP Serie 200 de infrarrojos resultarán perfectas para la identificación de posibles infractores. En general, la instalación requiere de muy pocas cámaras debido a la gran calidad de imagen y rendimiento que ofrecen.

Este sistema de seguridad lo gestiona un videograbador Serie 600 que puede reproducir el vídeo grabado de hasta 8 cámaras analógicas. La Serie 600 permite el control de varias cámaras desde una única ubicación, lo cual resulta muy útil para los propietarios de varios comercios. También puede transmitir vídeo en directo por internet, de modo que las escenas se pueden visualizar en un móvil tipo smartphone.

Si la instalación consta de cámaras IP, otra posibilidad es almacenar la grabación aprovechando la capacidad de la tarjeta SD interna de la cámara que permite el almacenamiento del vídeo in situ de varios días de grabación, o en un dispositivo externo de almacenamiento. Se podrán ver las imágenes a través de PC y del software gratuito de visualización y reproducción de contenidos de Bosch.

Instalación y gestión rápidas y sencillas
La integración de los productos, la configuración y la gestión se efectúan de manera rápida y sencilla a través de interfaces de menú intuitivo que ahorran tiempo y dinero. Además, su alta fiabilidad garantiza unos bajos costes de mantenimiento y reducen al mínimo los costes de propiedad.

Los productos de CCTV analógicos e IP de la gama Advantage Line proporcionan la alta calidad y fiabilidad de Bosch y una excelente reproducción de las imágenes. Gracias a estas completas soluciones de vigilancia, queda reforzada la seguridad del personal, de los clientes y de las instalaciones de la tienda.

Bosch Video Cliente es el software de visualización en directo, reproducción y gestión de la configuración de cámaras en red más sencillo y completo. Bosch lo ofrece de forma gratuita para instalaciones de hasta 16 cámaras en red.


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 17 Nov, 2011
• Sección: Seguridad informática, Videovigilancia